mayo 30, 2006

Jesús Fernandez Duro - Un aeronauta asturiano

En torno a su figura, el próximo 6 de Agosto está previsto un Festival Aereo en Gijón que contará con la participación de la Patrulla Águila y cabe la posibilidad de que asistan patrullas francesas e italianas.


Jesús Fernández Duro, natural de La Felguera,nació en la casa de gerencia de La Fábrica de Hierros Duro & Cía el día 18 de mayo de 1878. Era entonces el nieto menor de Pedro Duro e hijo de PIlar Duro Ortiz y de Matías Fernández Bayo, primer presidente de la futura empresa Duro Felguera.

Tras realizar los estudios de ingeniería mecánica en Ginebra y París residió en Francia.

Cautivado por el automovilismo, efectuó el Raid Gijón-Moscú en un Panhard de 12cv, pero pronto se le quedó corto el coche y pasó en principio a los globos, llevando a cabo la travesía Pau-Guadix, y luego a los aviones.

En Francia consiguió su título de piloto de globo y allí adquirió su primer globo al que llamó el “Alcotán”. Con él llevó a cabo ascensiones libres en Madrid y en otras ciudades españolas, atrayendo a un gran número de adeptos y simpatizantes para la aerostación.

Por aquel entonces, en España no se contaba con más aeronautas que aquellos que dirigidos por el comandante Vives, sentaban los cimientos de la aviación militar, y a ellos se unió Fernández Duro, con el deseo de popularizar la afición a la aerostación que tan floreciente había encontrado en Francia. De aquí nació la colaboración civil y militar para fundar escuelas de pilotos y fomentar entre la juventud el deseo de volar.

Fernández Duro no cesó en su empeño hasta conseguir la protección del Gobierno a la aeronáutica civil y ver creado el primer aero club, el Real Aero Club de España, cuya inauguración tuvo lugar el 18 de mayo de 1905 en Madrid.

Jesús Fernández Duro llegó a ser una de las más destacadas figuras de la aerostación de la época. Intervino en todas las competiciones que se organizaron en aquellos años. Llegó a clasificarse segundo en el primer gran premio del Aero Club Francés con su viaje París – Lilneneau (1.080 Km. En 13 horas 56 minutos), esto le valió la distinción otorgada por el gobierno francés de Caballero de la Legión de Honor.

En enero de 1906 en lo más crudo del invierno (llegó a estar a 18 grados bajo cero), realizó la que es sin duda la odisea que más le popularizó, la travesía aérea de los Pirineos, desde Pau (Francia) hasta Guadix en Granada. Ganó la primera Copa de los Pirineos.

Fue uno de los campeones españoles de la Copa Gordon Bennett, y se le consideraba como uno de los favoritos de este Trofeo.

Pero la aerostación pronto fue para él un campo limitado. Necesitaba más y se trasladó a Francia para seguir el curso de piloto de avión hasta conseguir su título.

Se encontraba en San Juan de La Luz cuando falleció victima de unas fiebres tifoideas a los 28 años, transcurría el año 1.906



Fuentes