agosto 02, 2006

Un poco de Historia del Arte comparada.

A veces hacer una elipsis sobre la situación geoestratégica de nuestro entorno y valiéndonos del Arte es la única forma de salvar lo desesperadamente vacuo y demagogo de la opinión mediaticamente dirigida que sufrimos a diario de los Dazibaos de Corte.

Un poco de Historia del Arte comparada.

La figura de David fué un icono muy repetido en la investigación plástica del Renacimiento y posteriormente del Barroco.

Una de las primeras expresiones de este icono lo encontramos en el David de Donatello. Cualquier observador que analice la gestualidad y expresividad de esta escultura encontrará una afección y blandura muy apreciada por ciertos sectores de la sociedad actual.

Diríamos que sería políticamente correcto hoy en día.

Si lo comparamos con el David (Leonardo núbil y efebo) de Verrochio veremos que aquí, aparte de cambiar el alfanje por un sable el autor hace del héroe una figura con menos afectación donde el tamaño de la cabeza de Goliath crece de manera evidente sobre la anterior representación.

La correción política se difumina algo y sólo el encriptamiento leonardesco de moda lo mantendría en el hit-parade. El brazo apoyado en la cedera es fiundamental junto con el giro de caderas. Sublime.

Pero el Barroco es el momento donde los artistas plasman de forma y manera mas real y brutal lo que debió ser la Historia. Que algunos siguen sin conocer.

El genial Bernini no tiene empacho en representar un viril y muy enfadado David que olvidandose de sable, espada o alfange le dirige una precisa pedrada al filisteo matón que no deja en paz al pueblo elegido de Israel.
A sus pies yacen las armas de la época mas parecidas a las de destrucción masiva de hoy en día.
Todo nos indica que Goliath y los filisteos tienen un muy negro porvenir según lo que Bernini nos quisiera decir.

Pero mi David favorito es una óleo. De Caravaggio. Un David con evidente gesto de asco y que puede ser un personaje real popular y quizás marginal del Trastévere sostiene la cabeza de un filisteo con cara de edil. El tamaño del arma de David no se aprecia en su totalidad y podríamos llegar a confindirlo con rayo vengador.

En fin tres mil años de Historia nos siguen contemplando. Aunque algunos sigan sin saberlo.

Presentado por: Luis Máximo

No hay comentarios: