julio 08, 2007

En defensa del Camino de Santiago


La empresa FADESA y el Concello de O Pino, a las puertas de Santiago de Compostela, han decidido construir un Polígono Industrial de 1.000.000 m2 justo sobre el Camino de Santiago.
Ni más ni menos, que sobre el Camino Francés, reconocido por el Consejo de Europa, la Unión Europea y la UNESCO, como Itinerario Cultural Europeo y Patrimonio de la Humanidad. Premio Principe de Asturias.


Hola caminantes, nómadas y peregrinos, me acaba de llegar de Galicia un clamor que pide justicia y sensatez a las autoridades. Otra vez los intereses especulativos pretenden pasar sobre el patrimonio cultural. Como si el patrimonio cultural del Camino no fuese algo valioso o importante, como si el Camino no generase riqueza, puestos de trabajo, cohesión social, servicios y productos.

Nuestros políticos, salvo honrosas excepciones, no saben valorar el patrimonio intangible, será por culpa de sus asesores, economistas neoliberales seguramente, que no reconocen como bienes, aquellos que no se puede tocar, pesar y medir. Abunda entre esta clase política el despreció por la opinión de los ciudadanos, sólo les interesa nuestro voto, carecen de la inteligencia y de la cintura política necesaria para negociar y consensuar los proyectos que afectan el patrimonio y el territorio.

Es como si creyeran que el territorio es de ellos, es su particular juego del Turista que se ganaron en las ultimas elecciones, por el simple hecho político de haber salido electos.. No son conscientes de que sólo son gestores y depositarios de nuestro poder ciudadano.

A esta deficiencia de nuestros líderes se suma, que ahora en España han desembarcado los llamados lobyng o agentes de cabildeo. Estos nuevos mercachifles defienden los intereses de grupos de poder, entre bambalinas, son oscuros gestores que confabulan con los poderes públicos siniestros planes, que en la mayoría de los casos van en defensa de intereses poco publicables, y en detrimento de los de la ciudadanía.

Lo que antes se llamaba cohecho, ahora se llama cabildeo o lobing, ver para creer los adelantos que nos trajo el American way of life. Lo hacen sin luz, ni taquígrafos, en la secreto de los despachos de la administración o en restaurantes de lujo, luego de opíparas cenas, e incluso, llegado el caso, se han reunido en puticlubes de carretera.

Sus gestiones van desde hacer insignificantes modificaciones a un plan general de urbanismo, hasta recalificar un poco una parcelita de terreno, o para plantar un parque industrial en medio de una vereda cultural milenaria. Tú, como ciudadano de a pie, te enteras por la prensa, pero a toro pasado y ya no puedes hacer nada. Aunque en este caso abrigo la esperanza de que podamos detener esta nueva tropelía.

Dirán los políticos gallegos, que ese nuevo y fantástico parque industrial traerá una riqueza sinfín para Galicia, miles de de puestos de trabajo y un montón de bondades innumerables. A cambio sólo debe ser rodeado por los peregrinos, nómadas y demás seres de la trashumancia cultural, que en su periplo a Santiago se lo topen en medio de lo que antes era una de las rutas culturales más singular, antigua e importante de Europa, casi nada.


Pues tienen razón, se puede rodear, si fuese una ruta común, pero el Camino no es una ruta común, su singularidad estriba entre otras razones, en ese elemento de huella que deja el Camino en el territorio de Galicia y de otras regiones de España. El Camino es una impronta sobre una piel geográfica, se adaptó a los biomas, a las rutas de los seres vivos. El Camino es la trazabilidad de una cultura de la trashumancia, que le da carácter de cicatriz histórica, cultural y espiritual de Europa, y en todo caso también se puede cambiar el sitio del parque industrial.

O.F.

julio 06, 2007

Mofletes: Mision cumplida

Fuente; Yolanda de Luis . La Voz de Aviles

El camión de bomberos volverá a circular en los desfiles de carrozas y se guardará bajo techo en los sótanos del Complejo Deportivo Avilés
YOLANDA DE LUIS/AVILÉS
Han sido más de cuatro meses de intenso trabajo. Incluso una vez finalizado el curso escolar, algunos profesores y alumnos del Centro Integrado de Formación Profesional de Valliniello continuaron su labor en el antiguo camión Pegaso de Bomberos, el popular 'mofletes', para en el día de ayer dar por terminada su recuperación. Su imagen poco tiene que ver con la que tenía el pasado 22 de febrero, cuando llegó a los talleres de este centro educativo proveniente del parque de bomberos de Divina Pastora.

Los artífices de que el 'mofletes' pueda volver a la carretera son los profesores y los alumnos de los ciclos formativos de este centro relacionados con el mantenimiento de vehículos. Todos ellos lo acogieron con gran entusiasmo y en este tiempo se volcaron con el camión, «incluso alguno se ha llevado piezas a casa el fin de semana para trabajar en ellas», señaló Gerardo García-Rovés, el director del centro.

El trabajo de investigación y la recuperación de cada uno de los elementos que convierten al 'mofletes' en una pieza singular de la arqueología industrial han llevado muchas horas y han implicado a numerosas personas. Incluso de fuera del centro educativo y en este sentido el director recuerda como en algún establecimiento de la comarca al que han acudido en busca de piezas para el camión se han encontrado con quien no les cobró al enterarse que eran para el 'mofletes'.

La primera prueba en el exterior se realizó anteayer, cuando se revolucionó el motor y una avería que se esperaba no tener que afrontar afloró. Ayer, a marchas forzadas fue analizada, tratada y reparada y por la tarde el viejo camión de bomberos volvió a salir a la calle a mostrarse en todo su esplendor, con su carrocería brillando y cada uno de sus elementos interiores recuperado y tratado para que se conserve en buen estado durante los próximos años.

Nueva ubicación

Ahora, ya recuperado, volverá a rodar en los desfiles por las calles de Avilés. El Ayuntamiento ya no quiere perderlo y por eso, el concejal de Educación, Román Antonio Álvarez, plantea su traslado a los sótanos del Complejo Deportivo Avilés hasta que se haya construido, precisamente en el antiguo parque de bomberos de Ensidesa, el centro de servicios para los vehículos del Ayuntamiento en el Parque Empresarial Principado de Asturias, en donde ocupará un lugar privilegiado.

El fin de la recuperación del mofletes también se celebrará en el ciberespacio. El movimiento surgido en internet que reclamaba atención para el camión, tras la publicación en este periódico de un artículo sobre su estado, ha seguido muy de cerca la evolución de los trabajos en el centro de formación de Valliniello.