agosto 28, 2007

La noche que nació Alejandro. ( En Avilés, ¡claro! )

La música de Coti venció a la lluvia
Las ganas de fiesta se impusieron al mal tiempo y miles de avilesinos siguieron el concierto y los fuegos . Fuente (LVA)


FUEGOS. Vista del lanzamiento de los fuegos desde el puente de San Sebastián.



Un sonido potente y, sobre todo, las ganas de agradar a un público que soportó el 'orbayu' avilesino permitieron que el pasado martes Coti ofreciese uno de esos conciertos que permanecerán en la historia popular local. El concierto del centenario de LA VOZ DE AVILÉS, al que Coti agradeció en un par de intervenciones, se inició bajo una pertinaz llovizna. Tras sus dos primeras canciones ('Mi espacio' y 'Antes que salga el sol'), el cantante argentino saludó con una breve declaración de intenciones: «Gracias por venir, es una pena la lluvia, pero es una fiesta y nada debe pararla».

A partir de ahí, el concierto demostró la versatilidad del músico argentino, que no dudó en aproximarse a aires de blues reivindicativos ('El inmigrante') a homenajear a sus maestros con una brillante versión de 'Princesa' o 'Me vuelvo loco' que recuperó a los más brillantes de Tequila.

Coti enlazó canciones y se dirigió al público que bien pertrechado con paraguas y chubasqueros, bien sin nada, coreó las canciones más conocidas y aplaudió todo lo que pudo.

Vencida la lluvia, el segundo duelo se estableció entre Coti y los fuegos artificiales. La cita con el espectáculo pirotécnico era a las doce y media de la noche, pero en ese momento Coti se acercaba a los bises. Lejos de frenar, el cantante y su banda agradecieron la fidelidad del público con un cuarto de hora más de concierto, incluyendo una brillante versión de 'Nada fue un error' y recuperando temas del concierto como 'Mi espacio'.

Así que con el público dividiéndose, unos minutos después de las doce y media de la noche, una serie de cajas chinas y tallarines rojos abrían el espectáculo de Pirotecnia Morís que terminaba unos minutos antes de la una de la madrugada. Poco después, Coti despedía su actuación.

Pirotecnia Morís ofreció un buen espectáculo, sencillo, con ritmo y un brillante final de múltiples 'bombazos', tan del agrado popular. El mal tiempo restó brillantez a una propuesta sencilla, donde se sucedieron las dalias, sauces con craker, grupos de abejas, fuegos acuáticos y lentejuelas blancas para solaz del respetable.


La ruta de La Carisia

José A. ORDÓÑEZ

El campamento romano del monte Curriechos, en el entorno de la vía Carisa, tuvo mucha más importancia de la sospechada cuando comenzaron las excavaciones en la zona. Los arqueólogos han podido confirmar que el enclave dobla las medidas iniciales, hasta alcanzar una superficie total que ronda las diez hectáreas, y calculan que, en los momentos de máxima tensión bélica, bien pudo acoger a un contingente militar formado por nueve cohortes, esto es, unos cinco mil legionarios dispuestos a aguantar, por ejemplo, las embestidas de los astures que les sitiaron con saña en el año 22 antes de Cristo. En una época más tranquila, la guarnición se situaría entre las seis y las siete cohortes.

La interpretación histórica y estratégica que hacen del campamento los arqueólogos Jorge Camino, Rogelio Estrada y Yolanda Viniegra lo sitúan en la tercera jornada de marcha de los legionarios que transitaban por la vía Carisa de León a la costa asturiana. Estaría pues, además de en un enclave estratégico desde el punto de vista militar, en el lugar más adecuado para el descanso y para llevar a cabo reposiciones logísticas. Los investigadores sostienen que trasladar por la vía romana el abastecimiento para dar servicio dos semanas a las cohortes acantonadas en Curriechos obligaría a poner en marcha un convoy que ocuparía casi 15 kilómetros de ruta.

Otra de las importantes conclusiones que extraen los arqueólogos de las cuatro campañas de investigación en el enclave astur-romano situado en el límite entre los concejos de Aller y de Lena es que la vía de La Carisa partía de León para desembocar en Gijón. En su puerto, estas tropas conectarían con los navíos imperiales adscritos a la guerra contra los astures. En este sentido, relacionan el origen del topónimo La Carisa del conocido barrio ovetense con el paso de esta ruta por el centro de la región.
Además, tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, Viniegra, Camino y Estrada entienden que el campamento imperial del monte Curriechos, acogió a los miles de legionarios que, comandados por el legado Publio Carisio, hicieron frente al largo asedio que les infligieron las tribus indígenas en el año 22 antes de Cristo. Dión Casio apunta este episodio en sus escritos, aunque no aclara su ubicación y señala que el cerco sólo pudo ser superado con el auxilio de fuerzas llegadas expresamente de la provincia Tarraconense. C. Furno estaba al frente de estas tropas de refuerzo.

A juicio de los expertos, la convergencia de testimonios diversos apuntan a que el campamento acogió a los legionarios hostigados por los astures. Las condiciones defensivas de la empalizada, la contemporaneidad con los sucesos del año 22 que anotan los historiadores romanos, la participación de las fuerzas de Carisio y su localización en la principal vía de acceso a la región, la de La Carisa, avalan la tesis defendida por Viniegra, Camino y Estrada.

La colección de monedas halladas en este importantísimo enclave arqueológico también juega en favor de la teoría defendida por arqueólogos y militares. Entre las piezas encontradas hay dos ases, uno acuñado por Publio Carisio en el 23 a. C. y otro emitido cinco años antes en la colonia Victrix Iulia Celsa (Velilla del Ebro). La pieza pudo llegar a la cordillera Cantábrica en la bolsa de alguno de los guerreros de C. Furnio que acudieron en auxilio de las tropas hostigadas por los astures. Los expertos concluyen que «una concentración significativa de astures en las cumbres de la sierra para interponerse a la entrada del Ejército, para lo que la posición indígena del cercano pico Homón de Faro resulta especialmente favorable y una simultánea interceptación de los convoyes de abastecimiento a su paso por la Cordillera pudieron ocasionar un grave problema logístico al campamento».

La actual campaña arqueológica en La Carisa concluirá a mediados del mes que viene. Previamente, los investigadores estuvieron en La Mesa, donde comprobaron que sus muros defensivos son coetáneos de los analizados en La Carisa, es decir, ligeramente anteriores a la Monarquía asturiana.

agosto 27, 2007

Orange, Wanadoo, etc.. y sus cuestionables métodos

Uno creia haber visto de todo en materia de abuso por parte de las compañías de telecomunicaciones, empresas guiadas por una gestion en la que siempre ha brillado la falta de criterio, como bien dijo en su dia una directiva de Ono, durante un coloquio que fué organizado por CCOO:

"....Me gustaría, para centrar un poco lo que voy a decir, comenzar con una anécdota. Hace unos pocos meses, una de las mejores y más conocidas escuelas de negocios, llegó a Ono y nos quería vender un curso de Dirección Estratégica en Empresas de Telecomunicaciones. La verdad es que me causó bastante sorpresa, así que a los que venían a exponer y a vendernos les pregunté que en qué consistía aquello. Me hicieron un elenco de todos los módulos, de lo que se iba a tratar, pero al final no tenía nada de novedad. Yo les dije, por qué decís que es dirección estratégica en empresas de telecomunicaciones, si hasta ahora creo que absolutamente todos los operadores alternativos que hemos ido entrando en el mercado, casi se podría decir que hemos fallado indefectiblemente en los planteamientos o en los planes de negocio que había inicialmente."

Dentro de este encomiable panorama empresarial del que dimanan (sic) "claras garantia juridicas" para el potencial usuario, la hoy Orange, antes Wanadoo, Frace Telecom etc.. se permite enviar cartas amenazadoras y realizar llamadas intimidatorias reclamando deudas que no explica....Eso si, hablan de tribunales, de embargos, de registros de morosos etc.. con una facilidad pasmosa.

Por si fuera poco, la empresa que lo hace en su nombre (Un call centre disfrazado de despacho de abogados) dice desconocer el hecho causante de la deuda y es incapaz de dar detalle alguno sobre cual ha sido el posible imcumplimiento contractual, que se debía y el porqué.

Ante tan claro acoso a los reales o supuestos usuarios, molestando y amedrentando a los mismos y a sus familiares, mucho cuidado debería tener esta compañía si no quiere verse ella misma envuelta en varias denuncias y a diferencia de como ella hace, con pruebas desde el primer momento.